Spanish English French German Italian Portuguese Russian

A+ A A-

Historia

  • Visto: 29506

Nace una nueva era en Marinos

Un nuevo capítulo escribirá Marinos de Anzoátegui en la historia del baloncesto venezolano cuando esta temporada cumpla 38 años de su fundación, en los que ha celebrado nueve campeonatos, para ser el equipo con más títulos desde que se instauró la disciplina en el país.

Cuenta con 14 finales, dígito inalcanzable para cualquier franquicia.

Numerosas figuras han vestido el uniforme azul de los navales desde su creación, primero jugadores oriundos del estado Anzoátegui como los hermanos Leopoldo y Nelson Bompart, también Víctor Mora, quienes fueron los encargados de dar los primeros pasos con la nómina oriental.

En la cúspide

Luego de la primera etapa, en donde Marinos echó las bases para convertirse en una organización ganadora, llegó el momento de consagración, con nuevas caras que le dieron la oportunidad de conseguir su primera corona en 1991.

Luis Sosa, Gabriel Estaba, Omar Walcott, César Portillo y los norteamericanos Charles Bradley y Harold Keeling, convirtieron a Marinos en el Acorazado Oriental, ese que implantó records que aún perduran en la LPB y que cambió la manera de ver el baloncesto en la entidad.

En ese equipo plagado de estrellas tuvo cabida el joven José “Cheito” Ramos, quien se convirtió, no solo en el novato del año, sino en el referente más joven para el futuro inmediato de la organización.

Para 1998, con dos títulos en las manos, el Acorazado Oriental asistió a su sexta final y la ganó, con caras conocidas como Keeling y Walcott, pero con un jugador salido del TNT que se convertiría, con el pasar de los años, en el principal referente de los navales, Oscar Torres.

Hegemonía total

Con Torres Marinos vivió su mejor década, la del 2000, en donde celebraron cuatro nuevos títulos, teniendo una gran plantilla de jugadores criollos por donde pasaron, con grandes aportes, el excapitán Axiers Sucre, Héctor Romero, Hernán Salcedo, Leonardo Capparé, todos nacidos en el estado y que sudaron la camiseta del equipo mientras la vistieron.

En ese lapso, una de las figuras que más resaltó, por su condición de líder en la cancha fue Ernesto Mijares, quien era el conductor de la nave en el tricampeonato obtenido entre 2003 y 2005, bajo el mando de Jorge Arrieta y Nelson “Kako” Solórzano.

Sin duda, una de las mejores épocas de equipo alguno en la LPB, dominando de principio a fin cada una de esas temporadas y logrando imponer una hegemonía.

Con la llegada de los hermanos Vargas (José y Gregory), Marinos continuó cosechando buenos frutos, dos títulos en tres años le permitieron convertirse en la organización con más estrellas en la LPB. Hasta ahora contabiliza cinco finales consecutivas.

Pero como la meta es mantener siempre el compromiso de ser competitivos, y luchar año tras año por un nuevo campeonato, la organización inicia en 2014 una nueva era, con jugadores que refrescarán la plantilla naval y junto al “Almirante” Torres y “Grillito” Vargas, tendrán la misión de llevar nuevas alegrías a la afición oriental.

Siempre a la vanguardia

La gerencia deportiva del propietario Carlos Silva, dio sus resultados de manera contundente, ya que el nonacampeón de Venezuela se ha mantenido en los puestos cimeros del deporte espectáculo del país. En su primer año al frente de la nave, festejó con título. Posteriormente aseguró el subcampeonato. La bitácora de navegación es continuar escribiendo con letras doradas, la historia del equipo más ganador del baloncesto nacional

Marinos, una nueva era que inicia en 2014.